Petra

Petra
Helga Bansch
OQO

¡La gordura es hermosura!, le decía su madre, pero a Petra no le gustaba la imagen que le devolvía el espejo. Ella quería ser alta, esbelta y elegante, y sería capaz de remover cielo y tierra para conseguirlo. Pero cuando conoció a Fortunato…

Un álbum que me sorprendió. Tengo que reconocer que las primeras páginas me desconcertaron, pero que luego discurre hábilmente hasta un final feliz y esperado.

Para cualquier edad.

No hay comentarios: